El que no vive para servir, no sirve para vivir.

Pastor Joel Sforsa

   Parece un juego de palabras, pero la frase es así, el que no vive para servir; no sirve para vivir, muchos dijeron esta frase. Hay varios autores a los que se atribuye esta frase. Pero hoy lo que quiero hablarle es darle un significado bíblico, o, mejor dicho, que está esperando Dios de nosotros, que quiere decir Dios cuando nos dice que nosotros debemos servirle. Que significa que vos y yo tengamos que servir al Señor, o, es necesario al Señor, porque tenemos que servirle, porque viene a nosotros estas palabras en esta noche.

      Quiero compartirle con ustedes un pasaje muy lindo en Mateo 20: 27 -29 (son palabras de Jesús). y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo; como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos. La Biblia nos dice claramente que el objetivo de Jesús en esta tierra no fue, ser servido, sino que vino a servir.

Vino a servir a cada persona con la cual se encontró, vino a servir, vino a servirte a vos y vino a servirme a mí, vino a entregarse. Servir significa eso; significa una entrega. Significa posponer lo mío en beneficio de alguien más. Eso lo que significa servir ,no ,posponer lo mío en beneficio de alguien más ,eso lo que vino a hacer Jesús ,hizo un lado por un momento su gloria , el cielo y vino aquí  a este lugar, haciéndose como cada uno de nosotros para servirnos .Pospuso todo lo que a Él le beneficiaba para venir aquí a salvarnos a nosotros en beneficio s de toda la humanidad , a enseñarnos como se debía vivir y a dar su vida para que nosotros podamos tener vida eterna  en creer en EL .Vaya si hiso algún servicio al Señor  .

Dice la biblia que EL vino para servir. Jesús dijo yo vine para servir y no se queda ahí, sino que dice, que el que quiera ser el más grande o el que quiere ser el primero en el Reino de los Cielos, tiene que ser el servidor de todos. La lógica del Reino de los Cielos es diferente, a la lógica de la tierra. Las normas de los Reinos de los Cielos son distintas a las normas de la tierra. En el Reino de los Cielos; el que sirve es el más grande.

El que hace un lado los suyos en beneficio del otros ,es el más reconocidos contrario que la Tierra , aquel que es servido es considerados como el mayor .Pero Jesús nos manda a cada uno de nosotros a servir .Cuando el enemigo quiere tentar a JESUS , cuando el enemigo quiere decir a JESUS ,que lo adore ,el SEÑOR rechaza esa tentación con una palabra y dice: al Señor tu Dios adorara y a El solo servirá .Tenemos que entender también que  servir no es solamente una decisión que nosotros tenemos que tomar porque nos gusta , o porque nos parece bueno ,sino que es un mandamiento de Dios .Servir es un mandamiento de Dios.

La Biblia dice claramente, al Señor tu Dios adorara   y a EL solo servirás. Por lo tanto, si queremos verdaderamente ser hijo de DIOS obediente si queremos verdaderamente vivir esta cristiana en la voluntad de DIOS, lo que DIOS quiere para tu vida. Si vos queres vivir en la voluntad de Dios, el Señor hoy te llama a vivir una vida de servicio. Lo que pasa que muchos de nosotros, muchas veces estamos concentrados y pensando, (yo me incluyo) todos en las cosas que nosotros queremos alcanzar, en las cosas que queremos concretar, en las cosas que queremos lograr, en las cosas que nos faltan; a todos nos faltan cosas, todos nos faltan cosas en nuestras vidas, todos quisiéramos que algunas cosas fueran mejores en nuestras vidas. Todos tenemos metas que todavía no alcanzamos. Todos tenemos peticiones que queremos que sean solucionadas y venimos a la iglesia, muchas veces le pedimos a Dios que haga un milagro y Dios hoy lo puede hacer, pero hoy Dios nos dice que a veces estamos tan distraído en alcanzar nuestro propio objetivo, en perseguir, nuestra propia voluntad, que nos desenfocamos de perseguir la voluntad de Dios, lo que Dios quiere para nuestra vida.

Históricamente el hombre siempre ha querido lo máximo beneficio al menor costo. ¿quién tiene un negocio aquí? La persona que tiene un negocio de ropa, de alimento lo que sea. Cuál es la clave para que ese negocio le vaya bien, comprar barato y vende a buen precio básicamente, ¿no? Para que un negocio prospere tiene que tener poco costo y poder tener buenos ingresos. Y a veces nosotros en la vida queremos movernos o manejarnos como si fuéramos un comerciante, queremos todos los beneficios al menor costo posible; cuanto alguna vez ha pensado así, ¿no? ,es natural en el ser humano .Bueno buscar el mayor beneficio al menor costo, pero cuando vemos la ida de Jesús, vemos que el Señor Jesús para poder alcanzar el objetivo de nuestra sanación, tuvo que pagar el precio más alto, tuvo que entregar hasta la última gota de su sangre y el Señor Jesús dice que aquel que quiera salvar su vida la perderá ,que quiere decir esto; que si queres seguir a Cristo ,tenés que estar dispuesto a entregarte por completo, no nos asustemos pero eso es lo que  el Señor  cada uno de nosotros nos viene a decir en esta noche .Cuando vos entregas por completo o mientras más estés dispuestos a entregar a Dios por causas de su Reino ,es ahí cuando más cerca estas de su voluntad.

Quiero compartir con ustedes un pasaje muy lindo, de una escena que creo que todo conocemos que está en Juan 13 los primeros versículos del 1 al 20, esa historia cuando Jesús lava los pies de sus discípulos, estaban en la última cena, Jesús estaba a punto de ir en la cruz y dice la Biblia que el Señor en un momento empieza a lavarle los pies uno por uno, a cada uno de sus 12 discípulos.

Ese acto de servicio ,ese acto de humildad ,ese acto de humillación del Señor ,a cada uno de nosotros nos  tiene que enseñar algo en esta noche .Ver a Jesús lavando los pies a todos sus discípulos ,después de vivir una vida totalmente entregada  y a punto de ir en la cruz , tiene que hoy impactar nuestro corazón, para movernos y decir : Cada uno de nosotros Señor ,si tú te rebajaste a este nivel ,como yo,  a veces no estoy dispuesto a pagar ningún precio por ti , a pagar un precio por vos .Y esta enseñanza de Jesús lavando los pies vamos a entender de  verdad que significa el servicio , porque si nosotros decimos bueno, yo tengo que irme hoy sabiendo que tengo que servir a Jesús ,pero que significa servir, que significa que yo tengo que servir a DIOS. La palabra nos dice que esto tiene múltiples aplicaciones, mucho significado, vamos a ver alguno.

En primer lugar servir significa amar, vamos a leer el versículo 1 : antes de la fiesta de la pascua, sabiendo Jesús que su hora había llegado para que pasase de este mundo al Padre, como había amado al os suyos que estaban en el mundo, los amo hasta el fin .Jesús estaba a punto de ir a la cruz, estaba pasando la prueba más difícil y más terrible de su vida .No sé si alguno estuvo a punto de morir, pero es una sensación muy pero muy tensionante estar ahí al borde de la muerte, sabiendo que era la única opción, el único camino ,es ir a la cruz y Jesús estaba en ese momento de tensión, de presión, de dolor, sin embargo dice la biblia que Él  estaba con sus discípulos y a los que EL tenia , los amó. Y a los que le tenía los amo hasta el fin.

Servir significa amar. Algunos dicen que; en el momento de mayor presión es cuando surge nuestra verdadera naturaleza, cuando se exprime las uvas, es cuando sale el vino, cuando se exprime las aceitunas, es cuando sale el aceite. Y cada uno de nosotros tenemos que preguntarnos si en los momentos de mayor presión, en los momentos donde, ¿cuánto tiene momentos tensos? No vivimos todos en el paraíso, en las islas caimanes, siempre hay día a día, hay situaciones que nos tensionan, situaciones que nos hacen casi estallar. Bueno dice la biblia que Jesús en ese momento cuando había llegado su hora, en su momento de máxima presión y tensión; lo que salió de su corazón fue amor. Los amo hasta el fin, hasta que terminó esa prueba, todo lo que salió de Jesús fue amor.

Y la vida del siervo de Dios es una vida que aun en el momento de mayor presión muestra el amor de Jesús. La pregunta en primer lugar para hacernos esta noche es, como reaccionamos ante la presión, que surge cuando alguien o algo te aprieta, una situación, una noticia, una circunstancia con otra persona, una situación laboral, familiar, cuando esa situación te presiona, todo pasamos, el tema no es tanta esa situación en sí, sino que sale de nosotros en ese momento ,cual es la esencia que  sale de nosotros  que somos exprimidos; sale el amor ?, sale la compasión ?, sale la paciencia ?, sale el perdón ?, o sale el dinosaurio, el león enjaulado, de ahí adentro o el perro rabioso, a veces no sabemos que sale de ahí adentro cuando estamos bajo presión .Sin embargo la biblia dice que Jesús en ese momento que él se dio cuenta que había llegado su hora ,que ya estaba ahí, en los momentos más crítico, dice que miró a sus discípulos ,(esto me lo imagino yo ) y los amó hasta el fin, aun sabiendo que cada uno de sus discípulos que estaba con El, todos iban a salir huyendo y lo iban a abandonar, aun sabiendo que la persona que estaba con EL en la mesa iba a traicionar ,pero la biblia nos dice que  El aunque sabia eso los amó hasta el fin y Jesús aun sabiendo cuanto vos y yo íbamos a fallar no se bajó de la cruz. EL no se bajó.

Cuantas veces por una situación de tensión lo primero que dejamos de hacer es hacer cosas para Dios, dejamos de servir, dejamos de honrar a Dios; porque lo primero que surge de nuestra naturaleza humana, ¿pero sin embargo Jesús en el momento de mayor tensión, que hizo?  , le empezó a lavar los pies a cada uno de sus  discípulos ; les sirvió .Entonces un corazón lleno de amor es fundamental para vivir una vida de servicio , si vos queres servir a Dios ,tenés que dejar que Dios llene tu corazón de amor ,en ese momento de tensión y de presión lo que  salga de tu corazón sea amor  .

Segundo servir significa también renunciar (que nadie renuncié a su trabajo, por favor), servir significa a renunciar a muchas cosas, servir significa estar dispuesto, como les dije al principio, a posponer lo mío por el beneficio de alguien más. Jesús en el versículo 4 dice. se levantó de la cena y se quitó su manto y tomando una toalla, se la ciñó. Luego puso agua en un lebrillo, y comenzó a lavar los pies de los discípulos, y a enjugarlos con la toalla con que estaba ceñido.

Dice la biblia que el Señor se levantó de la cena ,el verbo original ahí de “se levantó de la cena” da a entender que la cena no había terminado todavía, o estaban en medio de la cena o la cena se estaba preparando ; pero todavía no había terminado sin embargo el Señor ante de terminar de cenar ,dejó su cena y se fue a lavar los pies de sus discípulos ,dice la biblia también que  sacó el manto y se puso una toalla , se despojó de ; quizás ese manto que lo vestía  bien  y se puso una toalla para poder servir .

Vemos que Jesús hizo a un lado su comodidad, hizo a un lado su propia satisfacción, era la última cena de Jesús aquí en la tierra sin embargo lo interrumpió para servir. A cuánto le gusta que lo llamen cuando está comiendo (a mí,  es algo que no me gusta, cuando veo que alguien me llama cuando estoy comiendo  me pone de mal humor, porque me gusta comer tranquilo ) Bueno, quizás a otro también le pasa, pero me imagino el Señor, no?, interrumpió su cena  para lavar los pies de sus discípulos  y es que no estaría muy limpio que digamos ,después de tanta caminata por tantas aldeas, no había muchas duchas en ese tiempo, sin embargo el Señor interrumpió su cena para lavar los pies de sus discípulos, renunció a su propio bienestar , a su propia comodidad por el bien de ellos .

La madurez del creyente depende de las decisiones que nosotros tomemos en nuestras vidas cristianas y nosotros queremos vivir una vida cristiana que honre a Dios y el servicio a Dios, tenemos que estar dispuestos a renunciar a cosas por Dios.

      Tenemos que estar dispuestos a renunciar a cosas, no porque Dios nos las quite, o nos las prohíbas o nos quiera corta las manos ; sino porque , si de verdad yo quiero honrar a Dios tengo que dejar de honrarme   a mí mismo, si quiero hacer la voluntad de Dios en todo tengo que renunciar a mi voluntad, si yo quiero hacer la obra de Dios tengo que renunciar a mi obra, si yo quiero seguir los pensamiento de Dios, tengo que renunciar a mis pensamientos, si yo quiero hacer lo que Dios desea, tengo que renuncia a mi deseo, si yo quiero hacer lo que siente el corazón de Dios tengo que renunciar lo que siente mi corazón, si yo quiero servir a Dios tengo que dejar de servirme a mí. Pero a veces nosotros vivimos con esa mirada de: falta esto, falta lo otro, quiero alcanzar esto, quiero alcanzar aquello y todo el esfuerzo de mi vida se dedica a alcanzar cosas para mí, lo cual no está mal. Dios quiere que te esfuerces, que alcances tus objetivos, que trabaje, que le de lo mejor a tu familia. Dios quiere eso para tu vida, pero quiere que en   el primer lugar de tu corazón este reinando EL.

      Que al menos en algún momento del día, digas, que puedo hacer para el Señor. Jesús dijo ciertamente que el que quiera salvar su vida, la perderá, el que lo pierda por causa de mi las hallará. Y la pregunta en esta noche hermosa de parte de Jesús es, a que estoy renunciando por Jesús, porque si yo no me privo de absolutamente nada, yo hago absolutamente todo lo que quiero, si yo no renuncio absolutamente a nada de mí y le doy rienda suelta a todos mis pareceres a mis pensamientos, mis deseos, mis cosas que me gustan, mis satisfacciones, si yo no estoy dejando absolutamente nada algo está funcionando mal en mí. Entonces te hago una pregunta de parte de DIOS en esta noche. ¿A que estas renunciando por Jesús? Si queres de verdad servir a Dios tenés que estar dispuesto a renunciar cosas por Dios. Cada uno sabe lo que Dios está marcando ahí, que estorba tu comunión y tu relación con EL, que entorpece tu servicio, tu ministerio, y que a la vez te roba la paz y la felicidad.

      Servir significa amar, significa renunciar y significa aceptar los métodos de Dios.

      A todos nos gusta hacer las cosas de la forma que a nosotros nos gusta, no solamente las cosas que nos gustan, sino de la forma en que nos gusta. Pero fíjese lo que dice este versículo 6. Entonces vino a Simón Pedro, es decir; JESUS se levantó, se puso la toalla empezó a lavar los pies de sus discípulos y llega Pedro, y Pedro le pregunta: Señor, ¿tú me lavas los pies? Respondió Jesús y le dijo: lo que yo hago ahora tu no le comprendes lo que yo hago tu no lo comprendes ahora, más lo entenderá después. Dice, vos no lo podés comprender ahora vas a entender después. La biblia no te asegura que del camino de Dios vas entender todos los métodos de Dios, vas a entender todas las maneras que Dios tiene para obrar; pero si te asegura que EL sabe lo que hace y que obra por tu bien.

      Hay veces que en nuestra vida que pareciera que la voluntad de Dios no tiene sentido, o pasan situaciones o vienen circunstancias o tenemos que tomar decisiones que pareciera que no tiene sentido, sin embargo, Jesús le dijo a Pedro vos no estas entendiendo mi método, en algún momento lo vas a comprender, ahora no estas preparado, lo vas a ver, cuando llegue el momento y cuando llegue el final, vas a entender porque hice cada cosa. Yo me imagino un día en el cielo cuando Jesús quizás, no sé, ponga ahí un video en el YouTube celestial, y diga mirá, ves estas cosas que te pasaron ,fíjate como trabaje en tu corazón, de como cambie esto de tu vida , fíjate como te libre de esta otra, viste esa decisión que tomaste por mí, que renunciaste, como te beneficio y vos ni siquiera te diste cuenta .Porque quizás en ese momento no lo entendía  pero yo siempre obro para tu bien .Que significa la fe ,significa tener certeza en lo se espera, convicción de lo que no se ve, una vida de fe no significa entender todo lo que me pasa o todo lo que Dios quiere hacer ; sino significa que aunque yo no entienda , aunque yo no lo vea ,aunque a mi me parezca que no tiene ningún sentido, cuando le obedezco a  DIOS , doy un paso de fe y siempre ,siempre al final de cuenta cuando obedecemos a Dios salimos beneficiados. Salimos ganando, pero tenemos que aprender a aceptar sus métodos.

      Abraham cuando Dios le pidió que entregue Isaac seguramente no entendió al método de Dios, seguramente pensó me prometiste un hijo y ahora me lo estas pidiendo, pero al final de cuenta entendió lo que Dios quería hacer, Hoy quizás estas pasando una situación que no entendes pasa, que no entendes porque sucede o sentís que Dios, o sabes que Dios o vino un consejo de parte de Dios que te dice que tenés que hacer algo que no entendes, que tenés que dejar algo que no entendes. Hoy el Señor te dice: cualquier cosa que vos hagas en obediencia a mí, cualquier cosa que vos hagas en obediencia a mí, siempre va a ser para tu beneficio, siempre va a ser para tu bien, como lo sabemos ¿?, porque a los que aman a Dios todas las cosas nos ayudan para bien.

      Servir entonces es amar, servir es renunciar, servir es aceptar los métodos del Señor, servir es tomar el ejemplo de Jesús. Vos queres seguir la vida de servicio, tenés que aprender a tomar el ejemplo de Jesús. Que le dijo Jesús en el versículo 14, pero si yo el Señor el Maestro he lavado vuestros pies, vosotros también debéis lavaros los pies los unos a los otros. Quien se quiere se sacar los zapatos primero ¿?

      La Biblia dice que tenemos que lavarnos los pies los unos a los otros ¿Esto qué es? Hay iglesias que lo hacen, vienen los hermanos se lavan los pies como algo simbólico.

      Dice que el Señor les dio ejemplo para que ustedes también hagan así.

      Significa que todo lo que Jesús hizo conmigo y la manera que Jesús me trata a mí, debe ser la manera con la que yo trato a los otros. Te hago una pregunta, ¿Jesús te presta atención? ¿Jesús te escucha? ¿Jesús es paciente con vos? ¿Jesús está dispuesto a pasar tiempo con vos?

      ¿Jesús es bondadoso con vos? ¿Es amable, tolerante, perdonador, paciente, amoroso para con vos?

      La otra pregunta clave es: yo con mi familia, con el que tengo al lado, con cualquier persona con que me trato ¿Me comporto en la manera con la cual se comporta conmigo? ¿Sigo el ejemplo de Jesús y soy atento como Jesús lo es, amoroso, bondadoso, compasivo, amable, perdonador, soy un amigo como Jesús lo es conmigo? ¿Tengo la paciencia que Jesús me tiene a mí?

      Si nosotros queremos ser siervos de Dios, el Señor Jesús nos dejó bien claro, que debemos tomar su ejemplo, eso es lavarnos los pies los unos a los otros, significa que yo este dispuesto a hacer lo que Jesús hizo por mi con mi hermano, que yo ese dispuesto a tratar al otro de la manera que Jesús me trató a mí. Pero a veces nuestra conducta no se corresponde en la manera con la cual Jesús me trata a mí, a veces somos poco perdonadores, somos rencorosos, somos estéricos, impacientes, ansiosos, no dejamos pasar una.

      Sin embargo, el Señor no es así con nosotros, ¿Cuántos se equivocaron alguna vez? ¿A cuántos el Señor ya los mandó al infierno? No, están acá, el Señor no mandó a ninguno, imagínense que el Señor no dejara pasar una, este culto no estaría directamente, estaríamos todos fulminados, perdidos, pero a veces yo no dejo pasar una, saco la espada de la justicia y al primero que me hace algo… y parezco un ninja cristiano ¿No?

      Si nosotros de verdad queremos servir al Señor, tenemos que aprender a tratar a los demás de la manera en que Jesús me trata a mí, y eso es un desafío terrible, porque yo me equivoco tanto, no sé ustedes, pero me equivoco tanto y el Señor me tiene tanta paciencia, a veces le fallo mucho, y el Señor me da una y otra, y otra, y otra oportunidad.

       Jesús siempre me dice la verdad, Jesús nunca me engaña, Jesús siempre está ahí para escucharme para darme tiempo, pero quizás yo no siempre tengo tiempo para otros, quizás yo no tengo esa mirada atenta de Jesús.

      Pero estamos en un crecimiento, y la pregunta es ¿Estoy tratando a los demás como Jesús me trata a mí? Porque si quiero servir al Señor, servir significa tomar el ejemplo de Jesús, porque el dijo, yo no vine para ser servido, sino para servir, el que quiera ser el primero entre vosotros, tiene que ser el servidor.

      Servir también significa dejarse limpiar, Jesús le dice a Pedro, cuando Pedro se negaba, no Jesús vos no me vas a lavar los pies a mí de ninguna manera, Jesús le dice, mirá, si no te lavo los pies vos no vas a tener tu herencia conmigo, no vas a tener parte conmigo, Pedro le dice, bueno, entonces lávame todo, con tal de estar con vos Señor, me tiro de cabeza a la pileta, el Señor le dice, no, no, no hace falta vos ya estás limpio por la palabra.

      Pero necesitas que te lave los pies, en ese tiempo era muy común lavarse los pies, porque como caminaban y no había asfalto, la tierra se pegaba en los pies, y quizás la persona estaba limpia, pero en una caminata de un lugar a otro, se ensuciaban los pies, entonces, cuando llegaban a algún lugar, se lavaban los pies, y a veces, en este caminar diario de nuestras vidas, nos ensuciamos los pies, conocemos a Jesús, lo amamos, pero en el caminar, tenemos una reacción equivocada, nos mandamos una macana por aquí, otra cosa por allá, y nuestros pies, en el caminar diario se empiezan a ensuciar.

¿Cuántos vinieron con los pies sucios hoy? No levante la mano, pero a veces venimos con los pies sucios, entonces, necesitamos que él nos limpie, que él nos lave, cada día necesitamos que Jesús nos lave de todas esas cosas en las cuales fallamos en nuestro caminar cristiano, un ciervo de Dios, alguien que verdaderamente anhela servir a Cristo, debe estar dispuesto a ser lavado cada Día, debe estar dispuesto a decir, uy, tengo mugre en mis zapatillas, en mis zapatos, en mis pies, necesito que el Señor me lave una y otra vez.

     Cuando Jesús enseña a orar y él cita el famoso padre nuestro, uno de los puntos de la oración cual es, perdónanos nuestras ofensas, así como nosotros perdonamos  a nuestros deudores, la persona que ama a Jesús, no solamente es aquella que se arrepiente, el día que conoce a Jesús y dice, Señor perdóname todos mis pecados y listo, sino que es la persona que entiende que cada día tiene que volver a arrepentirse de sus fallas, que tiene cada día que arrepentirse, de aquellas cosas en las cuales se excedió, fallo, en las cosas que sabe que hizo mal, obviamente estamos limpios en cuerpo, o casi todo, excepto los pies,  porque ya hemos conocido a Jesús el vive en nosotros, somos personas que hemos recibido la salvación, por eso Jesús dice, no te tengo que lavar todo Pedro, pero en el caminar diario, muchas veces nos ensuciamos los pies, si hoy viniste con los pies sucios, mostrale al Señor que parte te ensuciaste y el te lavará.

 Y, por último, servir es honrar es honrar a los que también sirven en la iglesia.

      De cierto, de cierto os digo; el que recibe al que yo he enviado me recibe a mí, y el que me recibe a mí, recibe al que me envió.

      Cuando vos recibís a alguien que ama a Dios, y sirve a Dios, cuando vos recibís a alguien que es un siervo de Dios, y lo recibís en tu casa o recibís de parte de él una palabra, un concejo, recibís algo que él te pueda dar, dice la Biblia que estás recibiendo a Jesús mismo.

      Si nosotros queremos vivir una vida de servicio a Dios, tenemos que estar dispuestos a honrar a los que también sirven a Dios.

¿Tenemos en estima a los que sirven y predican la palabra de Dios?

      Si buscamos evitarlos para que ellos no se metan en nuestros asuntos, ¿No?, a veces parece que los queremos evitar para que no se metan en mi vida, en mis decisiones, en mis asuntos, pero la palabra dice que servir, significa también honrar, honrar a los siervos de Dios, a los que nos predican la palabra, porque cuando nosotros honramos a ellos, estamos honrando al Señor mismo.

      Somos verdaderamente muy valorados por él. Muy importantes para Dios.

      Dice la Biblia que, si alguien toca a uno de nosotros, está tocando a la niña de sus ojos.

      El Señor te está mirando, te está cuidando, y cualquier persona que te reciba está recibiendo a Dios.

Y si yo recibo a alguien, que viene en nombre de Dios, por eso hoy nos exhorta el Señor y te pregunta, ¿Estoy valorando los siervos que Dios puso en este lugar? ¿Estoy estimando a las personas que me enseñan la palabra, que me corrigen a veces, que me exhortan, que me diciplinan con el amor del Señor?

Porque si yo los valoro a ellos, estoy valorando al Señor mismo.

El Mensaje de Hoy Completo en formato PDF

 

DESCARGAR

¿Porqué tengo que vivir una vida de servicio? Jesús dijo: Juan 12:26 Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor. Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará.

Mateo 19:29 Y cualquiera que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por mi nombre, recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna.

Todo lo que vos entregues dice la Biblia que recibirás cien veces más aquí en la tierra y como si fuera poco la eternidad.

Servir es amar, renunciar, aceptar los métodos del Señor, servir es dejar que el Señor me limpie, servir es honrar a los siervos del Señor.

Servir es tomar el ejemplo de Jesús.

¿Cuántos quieren decir Señor yo te quiero servir?

Formato Exclusivo para Compartir el Mensaje de Dios por WhatsApp o Reproducirlo.

   Parece un juego de palabras, pero la frase es así, el que no vive para servir; no sirve para vivir, muchos dijeron esta frase. Hay varios autores a los que se atribuye esta frase. Pero hoy lo que quiero hablarle es darle un significado bíblico, o, mejor dicho, que está esperando Dios de nosotros, que quiere decir Dios cuando nos dice que nosotros debemos servirle. Que significa que vos y yo tengamos que servir al Señor, o, es necesario al Señor, porque tenemos que servirle, porque viene a nosotros estas palabras en esta noche.

      Quiero compartirle con ustedes un pasaje muy lindo en Mateo 20: 27 -29 (son palabras de Jesús). y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo; como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos. La Biblia nos dice claramente que el objetivo de Jesús en esta tierra no fue, ser servido, sino que vino a servir.

Vino a servir a cada persona con la cual se encontró, vino a servir, vino a servirte a vos y vino a servirme a mí, vino a entregarse. Servir significa eso; significa una entrega. Significa posponer lo mío en beneficio de alguien más. Eso lo que significa servir ,no ,posponer lo mío en beneficio de alguien más ,eso lo que vino a hacer Jesús ,hizo un lado por un momento su gloria , el cielo y vino aquí  a este lugar, haciéndose como cada uno de nosotros para servirnos .Pospuso todo lo que a Él le beneficiaba para venir aquí a salvarnos a nosotros en beneficio s de toda la humanidad , a enseñarnos como se debía vivir y a dar su vida para que nosotros podamos tener vida eterna  en creer en EL .Vaya si hiso algún servicio al Señor  .

Dice la biblia que EL vino para servir. Jesús dijo yo vine para servir y no se queda ahí, sino que dice, que el que quiera ser el más grande o el que quiere ser el primero en el Reino de los Cielos, tiene que ser el servidor de todos. La lógica del Reino de los Cielos es diferente, a la lógica de la tierra. Las normas de los Reinos de los Cielos son distintas a las normas de la tierra. En el Reino de los Cielos; el que sirve es el más grande.

El que hace un lado los suyos en beneficio del otros ,es el más reconocidos contrario que la Tierra , aquel que es servido es considerados como el mayor .Pero Jesús nos manda a cada uno de nosotros a servir .Cuando el enemigo quiere tentar a JESUS , cuando el enemigo quiere decir a JESUS ,que lo adore ,el SEÑOR rechaza esa tentación con una palabra y dice: al Señor tu Dios adorara y a El solo servirá .Tenemos que entender también que  servir no es solamente una decisión que nosotros tenemos que tomar porque nos gusta , o porque nos parece bueno ,sino que es un mandamiento de Dios .Servir es un mandamiento de Dios.

La Biblia dice claramente, al Señor tu Dios adorara   y a EL solo servirás. Por lo tanto, si queremos verdaderamente ser hijo de DIOS obediente si queremos verdaderamente vivir esta cristiana en la voluntad de DIOS, lo que DIOS quiere para tu vida. Si vos queres vivir en la voluntad de Dios, el Señor hoy te llama a vivir una vida de servicio. Lo que pasa que muchos de nosotros, muchas veces estamos concentrados y pensando, (yo me incluyo) todos en las cosas que nosotros queremos alcanzar, en las cosas que queremos concretar, en las cosas que queremos lograr, en las cosas que nos faltan; a todos nos faltan cosas, todos nos faltan cosas en nuestras vidas, todos quisiéramos que algunas cosas fueran mejores en nuestras vidas. Todos tenemos metas que todavía no alcanzamos. Todos tenemos peticiones que queremos que sean solucionadas y venimos a la iglesia, muchas veces le pedimos a Dios que haga un milagro y Dios hoy lo puede hacer, pero hoy Dios nos dice que a veces estamos tan distraído en alcanzar nuestro propio objetivo, en perseguir, nuestra propia voluntad, que nos desenfocamos de perseguir la voluntad de Dios, lo que Dios quiere para nuestra vida.

Históricamente el hombre siempre ha querido lo máximo beneficio al menor costo. ¿quién tiene un negocio aquí? La persona que tiene un negocio de ropa, de alimento lo que sea. Cuál es la clave para que ese negocio le vaya bien, comprar barato y vende a buen precio básicamente, ¿no? Para que un negocio prospere tiene que tener poco costo y poder tener buenos ingresos. Y a veces nosotros en la vida queremos movernos o manejarnos como si fuéramos un comerciante, queremos todos los beneficios al menor costo posible; cuanto alguna vez ha pensado así, ¿no? ,es natural en el ser humano .Bueno buscar el mayor beneficio al menor costo, pero cuando vemos la ida de Jesús, vemos que el Señor Jesús para poder alcanzar el objetivo de nuestra sanación, tuvo que pagar el precio más alto, tuvo que entregar hasta la última gota de su sangre y el Señor Jesús dice que aquel que quiera salvar su vida la perderá ,que quiere decir esto; que si queres seguir a Cristo ,tenés que estar dispuesto a entregarte por completo, no nos asustemos pero eso es lo que  el Señor  cada uno de nosotros nos viene a decir en esta noche .Cuando vos entregas por completo o mientras más estés dispuestos a entregar a Dios por causas de su Reino ,es ahí cuando más cerca estas de su voluntad.

Quiero compartir con ustedes un pasaje muy lindo, de una escena que creo que todo conocemos que está en Juan 13 los primeros versículos del 1 al 20, esa historia cuando Jesús lava los pies de sus discípulos, estaban en la última cena, Jesús estaba a punto de ir en la cruz y dice la Biblia que el Señor en un momento empieza a lavarle los pies uno por uno, a cada uno de sus 12 discípulos.

Ese acto de servicio ,ese acto de humildad ,ese acto de humillación del Señor ,a cada uno de nosotros nos  tiene que enseñar algo en esta noche .Ver a Jesús lavando los pies a todos sus discípulos ,después de vivir una vida totalmente entregada  y a punto de ir en la cruz , tiene que hoy impactar nuestro corazón, para movernos y decir : Cada uno de nosotros Señor ,si tú te rebajaste a este nivel ,como yo,  a veces no estoy dispuesto a pagar ningún precio por ti , a pagar un precio por vos .Y esta enseñanza de Jesús lavando los pies vamos a entender de  verdad que significa el servicio , porque si nosotros decimos bueno, yo tengo que irme hoy sabiendo que tengo que servir a Jesús ,pero que significa servir, que significa que yo tengo que servir a DIOS. La palabra nos dice que esto tiene múltiples aplicaciones, mucho significado, vamos a ver alguno.

En primer lugar servir significa amar, vamos a leer el versículo 1 : antes de la fiesta de la pascua, sabiendo Jesús que su hora había llegado para que pasase de este mundo al Padre, como había amado al os suyos que estaban en el mundo, los amo hasta el fin .Jesús estaba a punto de ir a la cruz, estaba pasando la prueba más difícil y más terrible de su vida .No sé si alguno estuvo a punto de morir, pero es una sensación muy pero muy tensionante estar ahí al borde de la muerte, sabiendo que era la única opción, el único camino ,es ir a la cruz y Jesús estaba en ese momento de tensión, de presión, de dolor, sin embargo dice la biblia que Él  estaba con sus discípulos y a los que EL tenia , los amó. Y a los que le tenía los amo hasta el fin.

Servir significa amar. Algunos dicen que; en el momento de mayor presión es cuando surge nuestra verdadera naturaleza, cuando se exprime las uvas, es cuando sale el vino, cuando se exprime las aceitunas, es cuando sale el aceite. Y cada uno de nosotros tenemos que preguntarnos si en los momentos de mayor presión, en los momentos donde, ¿cuánto tiene momentos tensos? No vivimos todos en el paraíso, en las islas caimanes, siempre hay día a día, hay situaciones que nos tensionan, situaciones que nos hacen casi estallar. Bueno dice la biblia que Jesús en ese momento cuando había llegado su hora, en su momento de máxima presión y tensión; lo que salió de su corazón fue amor. Los amo hasta el fin, hasta que terminó esa prueba, todo lo que salió de Jesús fue amor.

Y la vida del siervo de Dios es una vida que aun en el momento de mayor presión muestra el amor de Jesús. La pregunta en primer lugar para hacernos esta noche es, como reaccionamos ante la presión, que surge cuando alguien o algo te aprieta, una situación, una noticia, una circunstancia con otra persona, una situación laboral, familiar, cuando esa situación te presiona, todo pasamos, el tema no es tanta esa situación en sí, sino que sale de nosotros en ese momento ,cual es la esencia que  sale de nosotros  que somos exprimidos; sale el amor ?, sale la compasión ?, sale la paciencia ?, sale el perdón ?, o sale el dinosaurio, el león enjaulado, de ahí adentro o el perro rabioso, a veces no sabemos que sale de ahí adentro cuando estamos bajo presión .Sin embargo la biblia dice que Jesús en ese momento que él se dio cuenta que había llegado su hora ,que ya estaba ahí, en los momentos más crítico, dice que miró a sus discípulos ,(esto me lo imagino yo ) y los amó hasta el fin, aun sabiendo que cada uno de sus discípulos que estaba con El, todos iban a salir huyendo y lo iban a abandonar, aun sabiendo que la persona que estaba con EL en la mesa iba a traicionar ,pero la biblia nos dice que  El aunque sabia eso los amó hasta el fin y Jesús aun sabiendo cuanto vos y yo íbamos a fallar no se bajó de la cruz. EL no se bajó.

Cuantas veces por una situación de tensión lo primero que dejamos de hacer es hacer cosas para Dios, dejamos de servir, dejamos de honrar a Dios; porque lo primero que surge de nuestra naturaleza humana, ¿pero sin embargo Jesús en el momento de mayor tensión, que hizo?  , le empezó a lavar los pies a cada uno de sus  discípulos ; les sirvió .Entonces un corazón lleno de amor es fundamental para vivir una vida de servicio , si vos queres servir a Dios ,tenés que dejar que Dios llene tu corazón de amor ,en ese momento de tensión y de presión lo que  salga de tu corazón sea amor  .

Segundo servir significa también renunciar (que nadie renuncié a su trabajo, por favor), servir significa a renunciar a muchas cosas, servir significa estar dispuesto, como les dije al principio, a posponer lo mío por el beneficio de alguien más. Jesús en el versículo 4 dice. se levantó de la cena y se quitó su manto y tomando una toalla, se la ciñó. Luego puso agua en un lebrillo, y comenzó a lavar los pies de los discípulos, y a enjugarlos con la toalla con que estaba ceñido.

Dice la biblia que el Señor se levantó de la cena ,el verbo original ahí de “se levantó de la cena” da a entender que la cena no había terminado todavía, o estaban en medio de la cena o la cena se estaba preparando ; pero todavía no había terminado sin embargo el Señor ante de terminar de cenar ,dejó su cena y se fue a lavar los pies de sus discípulos ,dice la biblia también que  sacó el manto y se puso una toalla , se despojó de ; quizás ese manto que lo vestía  bien  y se puso una toalla para poder servir .

Vemos que Jesús hizo a un lado su comodidad, hizo a un lado su propia satisfacción, era la última cena de Jesús aquí en la tierra sin embargo lo interrumpió para servir. A cuánto le gusta que lo llamen cuando está comiendo (a mí,  es algo que no me gusta, cuando veo que alguien me llama cuando estoy comiendo  me pone de mal humor, porque me gusta comer tranquilo ) Bueno, quizás a otro también le pasa, pero me imagino el Señor, no?, interrumpió su cena  para lavar los pies de sus discípulos  y es que no estaría muy limpio que digamos ,después de tanta caminata por tantas aldeas, no había muchas duchas en ese tiempo, sin embargo el Señor interrumpió su cena para lavar los pies de sus discípulos, renunció a su propio bienestar , a su propia comodidad por el bien de ellos .

La madurez del creyente depende de las decisiones que nosotros tomemos en nuestras vidas cristianas y nosotros queremos vivir una vida cristiana que honre a Dios y el servicio a Dios, tenemos que estar dispuestos a renunciar a cosas por Dios.

      Tenemos que estar dispuestos a renunciar a cosas, no porque Dios nos las quite, o nos las prohíbas o nos quiera corta las manos ; sino porque , si de verdad yo quiero honrar a Dios tengo que dejar de honrarme   a mí mismo, si quiero hacer la voluntad de Dios en todo tengo que renunciar a mi voluntad, si yo quiero hacer la obra de Dios tengo que renunciar a mi obra, si yo quiero seguir los pensamiento de Dios, tengo que renunciar a mis pensamientos, si yo quiero hacer lo que Dios desea, tengo que renuncia a mi deseo, si yo quiero hacer lo que siente el corazón de Dios tengo que renunciar lo que siente mi corazón, si yo quiero servir a Dios tengo que dejar de servirme a mí. Pero a veces nosotros vivimos con esa mirada de: falta esto, falta lo otro, quiero alcanzar esto, quiero alcanzar aquello y todo el esfuerzo de mi vida se dedica a alcanzar cosas para mí, lo cual no está mal. Dios quiere que te esfuerces, que alcances tus objetivos, que trabaje, que le de lo mejor a tu familia. Dios quiere eso para tu vida, pero quiere que en   el primer lugar de tu corazón este reinando EL.

      Que al menos en algún momento del día, digas, que puedo hacer para el Señor. Jesús dijo ciertamente que el que quiera salvar su vida, la perderá, el que lo pierda por causa de mi las hallará. Y la pregunta en esta noche hermosa de parte de Jesús es, a que estoy renunciando por Jesús, porque si yo no me privo de absolutamente nada, yo hago absolutamente todo lo que quiero, si yo no renuncio absolutamente a nada de mí y le doy rienda suelta a todos mis pareceres a mis pensamientos, mis deseos, mis cosas que me gustan, mis satisfacciones, si yo no estoy dejando absolutamente nada algo está funcionando mal en mí. Entonces te hago una pregunta de parte de DIOS en esta noche. ¿A que estas renunciando por Jesús? Si queres de verdad servir a Dios tenés que estar dispuesto a renunciar cosas por Dios. Cada uno sabe lo que Dios está marcando ahí, que estorba tu comunión y tu relación con EL, que entorpece tu servicio, tu ministerio, y que a la vez te roba la paz y la felicidad.

      Servir significa amar, significa renunciar y significa aceptar los métodos de Dios.

      A todos nos gusta hacer las cosas de la forma que a nosotros nos gusta, no solamente las cosas que nos gustan, sino de la forma en que nos gusta. Pero fíjese lo que dice este versículo 6. Entonces vino a Simón Pedro, es decir; JESUS se levantó, se puso la toalla empezó a lavar los pies de sus discípulos y llega Pedro, y Pedro le pregunta: Señor, ¿tú me lavas los pies? Respondió Jesús y le dijo: lo que yo hago ahora tu no le comprendes lo que yo hago tu no lo comprendes ahora, más lo entenderá después. Dice, vos no lo podés comprender ahora vas a entender después. La biblia no te asegura que del camino de Dios vas entender todos los métodos de Dios, vas a entender todas las maneras que Dios tiene para obrar; pero si te asegura que EL sabe lo que hace y que obra por tu bien.

      Hay veces que en nuestra vida que pareciera que la voluntad de Dios no tiene sentido, o pasan situaciones o vienen circunstancias o tenemos que tomar decisiones que pareciera que no tiene sentido, sin embargo, Jesús le dijo a Pedro vos no estas entendiendo mi método, en algún momento lo vas a comprender, ahora no estas preparado, lo vas a ver, cuando llegue el momento y cuando llegue el final, vas a entender porque hice cada cosa. Yo me imagino un día en el cielo cuando Jesús quizás, no sé, ponga ahí un video en el YouTube celestial, y diga mirá, ves estas cosas que te pasaron ,fíjate como trabaje en tu corazón, de como cambie esto de tu vida , fíjate como te libre de esta otra, viste esa decisión que tomaste por mí, que renunciaste, como te beneficio y vos ni siquiera te diste cuenta .Porque quizás en ese momento no lo entendía  pero yo siempre obro para tu bien .Que significa la fe ,significa tener certeza en lo se espera, convicción de lo que no se ve, una vida de fe no significa entender todo lo que me pasa o todo lo que Dios quiere hacer ; sino significa que aunque yo no entienda , aunque yo no lo vea ,aunque a mi me parezca que no tiene ningún sentido, cuando le obedezco a  DIOS , doy un paso de fe y siempre ,siempre al final de cuenta cuando obedecemos a Dios salimos beneficiados. Salimos ganando, pero tenemos que aprender a aceptar sus métodos.

      Abraham cuando Dios le pidió que entregue Isaac seguramente no entendió al método de Dios, seguramente pensó me prometiste un hijo y ahora me lo estas pidiendo, pero al final de cuenta entendió lo que Dios quería hacer, Hoy quizás estas pasando una situación que no entendes pasa, que no entendes porque sucede o sentís que Dios, o sabes que Dios o vino un consejo de parte de Dios que te dice que tenés que hacer algo que no entendes, que tenés que dejar algo que no entendes. Hoy el Señor te dice: cualquier cosa que vos hagas en obediencia a mí, cualquier cosa que vos hagas en obediencia a mí, siempre va a ser para tu beneficio, siempre va a ser para tu bien, como lo sabemos ¿?, porque a los que aman a Dios todas las cosas nos ayudan para bien.

      Servir entonces es amar, servir es renunciar, servir es aceptar los métodos del Señor, servir es tomar el ejemplo de Jesús. Vos queres seguir la vida de servicio, tenés que aprender a tomar el ejemplo de Jesús. Que le dijo Jesús en el versículo 14, pero si yo el Señor el Maestro he lavado vuestros pies, vosotros también debéis lavaros los pies los unos a los otros. Quien se quiere se sacar los zapatos primero ¿?

      La Biblia dice que tenemos que lavarnos los pies los unos a los otros ¿Esto qué es? Hay iglesias que lo hacen, vienen los hermanos se lavan los pies como algo simbólico.

      Dice que el Señor les dio ejemplo para que ustedes también hagan así.

      Significa que todo lo que Jesús hizo conmigo y la manera que Jesús me trata a mí, debe ser la manera con la que yo trato a los otros. Te hago una pregunta, ¿Jesús te presta atención? ¿Jesús te escucha? ¿Jesús es paciente con vos? ¿Jesús está dispuesto a pasar tiempo con vos?

      ¿Jesús es bondadoso con vos? ¿Es amable, tolerante, perdonador, paciente, amoroso para con vos?

      La otra pregunta clave es: yo con mi familia, con el que tengo al lado, con cualquier persona con que me trato ¿Me comporto en la manera con la cual se comporta conmigo? ¿Sigo el ejemplo de Jesús y soy atento como Jesús lo es, amoroso, bondadoso, compasivo, amable, perdonador, soy un amigo como Jesús lo es conmigo? ¿Tengo la paciencia que Jesús me tiene a mí?

      Si nosotros queremos ser siervos de Dios, el Señor Jesús nos dejó bien claro, que debemos tomar su ejemplo, eso es lavarnos los pies los unos a los otros, significa que yo este dispuesto a hacer lo que Jesús hizo por mi con mi hermano, que yo ese dispuesto a tratar al otro de la manera que Jesús me trató a mí. Pero a veces nuestra conducta no se corresponde en la manera con la cual Jesús me trata a mí, a veces somos poco perdonadores, somos rencorosos, somos estéricos, impacientes, ansiosos, no dejamos pasar una.

      Sin embargo, el Señor no es así con nosotros, ¿Cuántos se equivocaron alguna vez? ¿A cuántos el Señor ya los mandó al infierno? No, están acá, el Señor no mandó a ninguno, imagínense que el Señor no dejara pasar una, este culto no estaría directamente, estaríamos todos fulminados, perdidos, pero a veces yo no dejo pasar una, saco la espada de la justicia y al primero que me hace algo… y parezco un ninja cristiano ¿No?

      Si nosotros de verdad queremos servir al Señor, tenemos que aprender a tratar a los demás de la manera en que Jesús me trata a mí, y eso es un desafío terrible, porque yo me equivoco tanto, no sé ustedes, pero me equivoco tanto y el Señor me tiene tanta paciencia, a veces le fallo mucho, y el Señor me da una y otra, y otra, y otra oportunidad.

       Jesús siempre me dice la verdad, Jesús nunca me engaña, Jesús siempre está ahí para escucharme para darme tiempo, pero quizás yo no siempre tengo tiempo para otros, quizás yo no tengo esa mirada atenta de Jesús.

      Pero estamos en un crecimiento, y la pregunta es ¿Estoy tratando a los demás como Jesús me trata a mí? Porque si quiero servir al Señor, servir significa tomar el ejemplo de Jesús, porque el dijo, yo no vine para ser servido, sino para servir, el que quiera ser el primero entre vosotros, tiene que ser el servidor.

      Servir también significa dejarse limpiar, Jesús le dice a Pedro, cuando Pedro se negaba, no Jesús vos no me vas a lavar los pies a mí de ninguna manera, Jesús le dice, mirá, si no te lavo los pies vos no vas a tener tu herencia conmigo, no vas a tener parte conmigo, Pedro le dice, bueno, entonces lávame todo, con tal de estar con vos Señor, me tiro de cabeza a la pileta, el Señor le dice, no, no, no hace falta vos ya estás limpio por la palabra.

      Pero necesitas que te lave los pies, en ese tiempo era muy común lavarse los pies, porque como caminaban y no había asfalto, la tierra se pegaba en los pies, y quizás la persona estaba limpia, pero en una caminata de un lugar a otro, se ensuciaban los pies, entonces, cuando llegaban a algún lugar, se lavaban los pies, y a veces, en este caminar diario de nuestras vidas, nos ensuciamos los pies, conocemos a Jesús, lo amamos, pero en el caminar, tenemos una reacción equivocada, nos mandamos una macana por aquí, otra cosa por allá, y nuestros pies, en el caminar diario se empiezan a ensuciar.

¿Cuántos vinieron con los pies sucios hoy? No levante la mano, pero a veces venimos con los pies sucios, entonces, necesitamos que él nos limpie, que él nos lave, cada día necesitamos que Jesús nos lave de todas esas cosas en las cuales fallamos en nuestro caminar cristiano, un ciervo de Dios, alguien que verdaderamente anhela servir a Cristo, debe estar dispuesto a ser lavado cada Día, debe estar dispuesto a decir, uy, tengo mugre en mis zapatillas, en mis zapatos, en mis pies, necesito que el Señor me lave una y otra vez.

     Cuando Jesús enseña a orar y él cita el famoso padre nuestro, uno de los puntos de la oración cual es, perdónanos nuestras ofensas, así como nosotros perdonamos  a nuestros deudores, la persona que ama a Jesús, no solamente es aquella que se arrepiente, el día que conoce a Jesús y dice, Señor perdóname todos mis pecados y listo, sino que es la persona que entiende que cada día tiene que volver a arrepentirse de sus fallas, que tiene cada día que arrepentirse, de aquellas cosas en las cuales se excedió, fallo, en las cosas que sabe que hizo mal, obviamente estamos limpios en cuerpo, o casi todo, excepto los pies,  porque ya hemos conocido a Jesús el vive en nosotros, somos personas que hemos recibido la salvación, por eso Jesús dice, no te tengo que lavar todo Pedro, pero en el caminar diario, muchas veces nos ensuciamos los pies, si hoy viniste con los pies sucios, mostrale al Señor que parte te ensuciaste y el te lavará.

 Y, por último, servir es honrar es honrar a los que también sirven en la iglesia.

      De cierto, de cierto os digo; el que recibe al que yo he enviado me recibe a mí, y el que me recibe a mí, recibe al que me envió.

      Cuando vos recibís a alguien que ama a Dios, y sirve a Dios, cuando vos recibís a alguien que es un siervo de Dios, y lo recibís en tu casa o recibís de parte de él una palabra, un concejo, recibís algo que él te pueda dar, dice la Biblia que estás recibiendo a Jesús mismo.

      Si nosotros queremos vivir una vida de servicio a Dios, tenemos que estar dispuestos a honrar a los que también sirven a Dios.

¿Tenemos en estima a los que sirven y predican la palabra de Dios?

      Si buscamos evitarlos para que ellos no se metan en nuestros asuntos, ¿No?, a veces parece que los queremos evitar para que no se metan en mi vida, en mis decisiones, en mis asuntos, pero la palabra dice que servir, significa también honrar, honrar a los siervos de Dios, a los que nos predican la palabra, porque cuando nosotros honramos a ellos, estamos honrando al Señor mismo.

      Somos verdaderamente muy valorados por él. Muy importantes para Dios.

      Dice la Biblia que, si alguien toca a uno de nosotros, está tocando a la niña de sus ojos.

      El Señor te está mirando, te está cuidando, y cualquier persona que te reciba está recibiendo a Dios.

Y si yo recibo a alguien, que viene en nombre de Dios, por eso hoy nos exhorta el Señor y te pregunta, ¿Estoy valorando los siervos que Dios puso en este lugar? ¿Estoy estimando a las personas que me enseñan la palabra, que me corrigen a veces, que me exhortan, que me diciplinan con el amor del Señor?

Porque si yo los valoro a ellos, estoy valorando al Señor mismo.

El Mensaje de Hoy Completo en formato PDF

 

DESCARGAR

¿Porqué tengo que vivir una vida de servicio? Jesús dijo: Juan 12:26 Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor. Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará.

Mateo 19:29 Y cualquiera que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por mi nombre, recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna.

Todo lo que vos entregues dice la Biblia que recibirás cien veces más aquí en la tierra y como si fuera poco la eternidad.

Servir es amar, renunciar, aceptar los métodos del Señor, servir es dejar que el Señor me limpie, servir es honrar a los siervos del Señor.

Servir es tomar el ejemplo de Jesús.

¿Cuántos quieren decir Señor yo te quiero servir?

Formato Exclusivo para Compartir el Mensaje de Dios por WhatsApp o Reproducirlo.

Suscribete a nuestro Boletín

únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de nuestra Iglesia.

Horarios de Reunión

  • Miércoles 19hs Culto General.
  • Sábado 10hs-Adolescentes 19hs-Jóvenes.
  • Domingo 10hs y 18hs Culto General.

Teléfono y Dirección

¿Dónde? Calle 24 nº 1569 entre 64 y 65
Teléfono +54 9 221 453 3972

Escribenos

Completa el siguiente formulario para ponerte en contacto con nosotros

13 + 11 =

Ubicación

Suscríbete a Nuestro Boletín

 

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas prédicas y actualizaciones de nuestra iglesia.

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Comparte esta Prédica

¡Puedes Compartir esta publicación con amigos y hermanos en Cristo que necesitan la palabra de Dios!